Casi al comienzo de los años 70 el festival Woodstock se convirtió en uno de los más importantes de la historia. Era el icono de una generación de norteamericanos hastiada de guerras que pregonaba la paz y el amor como forma de vida y mostraban su rechazo al sistema. Los chicos llevaban melena y amuletos, las chicas faldas de colores. Del legado que el estilo hippie ha dejado a la moda, se recuperan las flores en camisas, faldas y vestidos, los colores brillantes, las botas camperas. El blanco, azulón, verde o el azul tinta son los colores estrella, con toques de plata, amarillo pastel, verde agua, celeste y naranja. Ya en los 80, de nuevo los movimientos musicales marcan tendencia: Duran Duran, Boy George, Madonna, Cindy Lauper o la «Movida madrileña» con Kaka Deluxe, Radio Futura o Alaska. Las camisetas se vuelven largas y amplias, aparecen los leggins, y los rayos y neones predominan en los gráficos. Todo en tejidos con brillos y raso, teñidos de platas, púrpuras, grises y negros. Los vestidos con corte «murciélago» es una de las prendas más destacadas.
Del Soho de Nueva York al desierto de México
Hay que acercarse a los barrios de Shibuya o Harajuku en Tokyo para obtener la respuesta a la colección multicolor Rainbow Japo, donde el arco iris, las nubes, las estrellas, las frutas o las flores grandes aparecen en marcados estampados continuos, y los dibujos japoneses influyen a la hora de plantear los gráficos. La colección inspirada en el Soho de Nueva York, sin embargo, se dirige hacia patrones más rectos y ajustados, donde destacan los jerseys de picos, camisetas panaderas, americanas de aire sport y gráfica militar hechos a base de kakis, marinos y tostados. Esta temporada, los colores se empolvan para crear una colección de aspecto usado, más sucia, en la que predominan los pantalones de cuadros y la gráfica industrial en camisetas. Éstas también se inspiran en los motivos tradicionales mexicanos, sus cantinas y sus alimentos típicos. Prendas de aire sport donde las sudaderas y los pantalones cargo son los puntos clave. El México del desierto, las calaveras, el ambiente cowboy y los tatuajes forman parte de la muestra Mexicali, en la que los colores presentan un aspecto lavado y donde el algodón predomina sobre cualquier otro tejido.

Los mocasines tiran y tirarán, chaquetas a cuadros con coderas... lo difícil es encontrarlos... ya que parece que todas las tiendas compren los mismos modelos... o son en realidad los mismos modelos...
no se os curra comprar botines de esos de Dartacan... que son imposibles con los pitillo, o lo uno o lo otro... please...

see you