El monstruo que no dejaba ir a los niños al colegio

ING y UNICEF han creado una campaña muy creativa de comunicación mediante un cuento animado de manera genial y emotiva, que muestra los problemas de muchos niños para poder ir a la escuela. Hasta aquí genial.

Que ING se quiera limpiar la cara como banco que ha provocado junto a toda la banca internacional la crisis financiera actual y que está generando el deshaucio de millones de personas, y así suicidios, situaciones denigrantes en nuestra sociedad, etc... eso me da arcadas, personalmente.

La creatividad en este caso se está utilizando sin dar muchas explicaciones en una campaña que solicita envíos de Sms con un precio que luego se destinaran a UNICEF.

Quizás interese a cierto tipo de gente, que haciendo eso se sienta un poco mejor,  pero la verdad que contribuir a engordar a entidades tan enormes, con directivos con sueldazos, y formas de organización chapadas a la antígua, sin ética, sin conciencia, ... a mi no me llena, la verdad...

La creatividad debería ser utilizada para crear cosas, ideas, que busquen el bien común, decrecer en consumismo, que nos estamos cargando el planeta... por ejemplo... bajar los sueldos a los ricos y buscar la igualdad, y romper el egoísmo...

Mira lo que dice el experto Jordi Pigem....


TU DECIDES...

*Pueden ver el vídeo y la manera de participar en:




ING Chances for Children es el programa educativo que desarrolla el Grupo ING en colaboración con UNICEF. Su objetivo se centra engarantizar el acceso de los niños a la educación en países comoZambia, Etiopía, Brasil y la India.
Desde 2005 trabajamos junto a UNICEF para ofrecer un futuro mejor a estos niños. Ya hemos ayudado a escolarizar a más de 700.000 niñosa través de la entrega de material educativo, la construcción de escuelas y la formación de profesores.
Pero aún hay mucho por hacer. 67 millones de niños y niñas en todo el mundo siguen sin ir a la escuela o reciben una educación discontinua o deficiente.
Ayúdanos a escolarizar a miles de niños más esta Navidad. Con cada SMS y con cada donación, estaremos más cerca de hacer realidad el derecho a la educación de todos los niños del mundo.